Brandt fertiliza tres continentes desde Sevilla Una de las multinacionales norteamericanas más importantes en la producción de fitosanitarios y fertilizantes ha convertido a la empresa sevillana Tragusa en la base de su desarrollo en Europa, Oriente Medio y África
CHRISTINA ARMSTRONG

La empresa agrícola multinacional Brandt tiene en la provincia de Sevilla, en el término municipal de Carmona, su principal centro de producción y distribución para Europa, Oriente Medio y Norte de África. Acaba de celebrar un año de operaciones en España, tras adquirir en julio de 2016 a la empresa sevillana Tragusa. En su primer ejercicio anual, Brandt ha aumentado un 11% el volumen de negocio de Tragusa. De 18 millones de euros, ha pasado a alcanzar la cifra de 20 millones de euros, con un incremento del 5% en el margen bruto. La diversificación de su cartera comercial consolidará el crecimiento de la facturación y del margen de beneficio.

Rick Brandt, presidente de Brandt, abajo en la fábrica en Carmona, anteriormente de Tragusa.

Este crecimiento se debe en gran parte a la expansión del área de fertilizantes que se basa en el potente I+D+I de la empresa matriz, y fabricado en España. Partía de una gama de 40 productos fitosanitarios y 10 fertilizantes, y aunando la tecnología norteamericana y el desarrollo propio de su laboratorio de I+D, Brandt fabrica 20 fertilizantes nuevos en su planta de producción en Carmona.

Brandt ha mantenido al equipo directivo de Tragusa, y ha incrementado la plantilla, era de 50 profesionales y ha crecido a 60. Además, ha hecho una inversión cercana al millón de euros en nuevas instalaciones de laboratorios y equipos de producción para reforzar la capacidad de fabricación de productos tecnológicamente más avanzados.

El plan estratégico para Brandt en Europa se marca alcanzar unas ventas de 28 millones de euros para el año 2021. Alcanzar este objetivo aumentaría la facturación de la empresa en más del 55%. Adicionalmente, Brandt pretende duplicar sus exportaciones y aumentar el peso de los fertilizantes en la facturación total de la compañía de 12% a 22%.

Confianza en los directivos de Tragusa

Otro factor importante dentro de la empresa en este primer año de operaciones ha sido la incorporación de los principales directivos de la antigua Tragusa. Manuel González, director general, y Lucía Cepeda, directora de finanzas, ahora son considerados socios de Brandt Europa, ya que adquirieron un 25% de participación en el accionariado, mediante un plan de incentivos por parte de la empresa matriz. El principal accionista y presidente de Brandt, Rick C. Brandt, quiso demostrar confianza en el equipo directivo de la etapa anterior y promover su compromiso con el proyecto.

“Nuestro proyecto pasa por seguir incrementando la presencia internacional y cambiar el actual mix de productos, apostando por los fertilizantes muy especializados y por productos basados en I+D con más margen”, afirma el director general de Brandt Europa, Manuel González.

Manuel González y Lucía Cepeda, directivos al frente de Brandt Europa desde Carmona (Sevilla).

Nuevos mercados: Suráfrica, Turquía, Italia…

Junto con la diversificación de la cartera de clientes, Tragusa ha logrado un aumento significativo en las ventas externas. Antes de la compra por Brandt, las ventas externas representaban un 10% del volumen de negocios. Para finales de 2017 está previsto duplicarlas. La empresa ha accedido a nuevos mercados como Suráfrica, Turquía, Costa de Marfil, Grecia e Italia. El plan de Brandt es alcanzar desde su filial europea todo el mercado, no sólo europeo, sino también de Oriente Medio y África del Norte. Esto es posible aprovechando la capacidad de fabricación y desarrollo del centro de producción y laboratorio de Carmona, y su privilegiada situación logística. Las instalaciones de Brandt Europe incluyen un depósito aduanero situado dentro de sus propias instalaciones, es uno de los pocos en España fuera de una zona franca.

Brandt es una empresa conocida por el rápido crecimiento que aportan sus fertilizantes, se utilizan para árboles, plantaciones, la industria hortícola, el césped e incluso para plantas ornamentales. La sede de Brandt se encuentra en Springfield, Illinois, en los Estados Unidos. Con una cartera que incluye más de 250 productos, se venden en 48 estados de Estados Unidos y en 45 países. Además, tiene más de 135 hectáreas de fincas dedicadas específicamente a la investigación y el desarrollo.

Uno de los principales componentes de la estrategia de Brandt es un nuevo enfoque en la expansión internacional. La compra de los activos de Tragusa en Sevilla se considera una adquisición importante porque le ha dado capacidad de fabricación en Europa y el acceso a nuevos mercados y productos en Europa, Oriente Medio y África del Norte, con una amplia gama de productos agroquímicos para la protección de cultivos, la nutrición de las plantas y el control de plagas.

Acto en la jornada de puertas abiertas que Brandt organizó en Carmona en junio de 2017.