Ciclogreen pedalea para mejorar el mundo Cuatro sevillanos triunfan con esta startup que premia la movilidad sostenible en las áreas urbanas a fin de reducir el sedentarismo, paliar el cambio climático y aumentar la felicidad en las empresas
MARTA CABALLERO

Tenía sentido que una ciudad como Sevilla acabara desplegando uno de los mejores circuitos de carril bici del mundo. Plana, manejable, con un gran porcentaje de días soleados, la lógica indicaba que la capital andaluza acabaría convirtiéndose en una urbe en la que este vehículo iba a ser no un objeto para el ocio sino un auténtico medio de transporte.

Hoy Sevilla presume de 72.000 usuarios diarios de las bicicletas. Cifra que, también por lógica, ha implicado que nazcan empresas e ideas ligadas a la movilidad sostenible. Así, Ciclogreen, una startup creada por el biólogo Gregorio Magno en la que se recompensan los kilómetros recorridos a pie o en bici con ‘cliclos‘, una moneda que se puede canjear por productos y servicios en diferentes establecimientos de la ciudad.

El proyecto fue galardonado en el Sevilla Startup Weekend del año 2013 y este año 2016 ha obtenido en Valencia el primer premio del Concurso de Ideas Transition Cities. Además, en 2015, con motivo de la Cumbre Mundial del Clima, Ciclogreen fue premiada en París como iniciativa urbana que da ejemplo de cómo mitigar el cambio climático. En 2016, sus fundadores participaron en el Evento Blog Sevilla, cita en la que presentaron con éxito la empresa ante expertos del emprendimiento. Bajo el lema ‘Sevilla, muévete y gana’, Ciclogreen también ha participado en la Semana Europea de la Movilidad ofreciendo regalos a todas aquellas personas que completasen 30 kilómetros a pie o en bicicleta.

Desarrollo por España

En el desarrollo de Ciclogreen dentro y fuera de España, cabe citar, por ejemplo, que en 2017 fue elegida en Barcelona como una de las startups a las que apoyar por parte del comité ejecutivo del Lab Futur Impact, plataforma de inversión y aceleración impulsada por Barcelona Activa, el Gremio de Hoteles de Barcelona y el Observatorio de Turismo Responsable, entre otras entidades públicas y privadas.

Además, es muy interesante conocer la experiencia que llevaron a cabo en abril de 2017, y del que pueden verse datos y conclusiones en su I Informe Ciclogreen Movilidad Sostenible. Muestra los resultados más significativos del primer Reto de Movilidad Sostenible para Empresas, de 30 días de duración, que Ciclogreen lanzó en España para incentivar con regalos los desplazamientos al trabajo en bici en empresas y universidades.

En el año 2011, Gregorio Magno acababa de terminar una tesis doctoral sobre conservación en la Estación Biológica de Doñana. Tras la crisis, se encontró con un escenario muy complejo para continuar en el mundo académico. El emprendimiento se le apareció entonces como una alternativa para seguir trabajando en aquello que había estudiado y que le apasionaba. Como usuario, su biografía siempre había estado ligada a la bicicleta. Antes de que se creara el carril bici en la ciudad, ya la usaba diariamente. Además, participaba en carreras de triatlón y otras competiciones.

gregorio_magno_ciclogreen1

Gregorio Magno Toral, fundador de Ciclogreen.

La ciudad como inspiración para emprender

“Cuando inauguraron la red de carriles bici en 2005, me quedé impactado con el cambio que vivió la Avenida de la Constitución peatonalizada. Por primera vez podíamos pararnos a contemplar la Catedral, y además verla blanca y no oscurecida por el tráfico. Aquello me impactó y vi que se podían hacer muchas cosas en esta dirección. Decidí que uniría la conservación del patrimonio histórico-artístico y la bici como medio de transporte, y empecé a plantear ideas”.

Analizando tendencias del sector, Magno se topó con Recicle Bank, una empresa creada para incentivar el reciclaje en Estados Unidos. “Vi que habían logrado cambiar patrones de conducta sostenible en grandes poblaciones. Esas empresas les pagaban porque les ahorraban costes en el tratamiento de residuos. En el caso de la bicicleta, pensé que se podía disminuir el absentismo y así mejorar la productividad”.

Del Startup Weekend a vivir de tu idea

Se plantó con esta idea en el Startup Weekend de 2013. En el equipo que le apoyó ya estaba su futuro socio, José María Rodríguez, hoy el encargado de la comunicación y del marketing en Ciclogreen. Ganaron el Premio del Público y el Tercer Premio del Jurado. Las loas que recibió allí le hicieron ver que su propuesta tenía sentido, de modo que lanzó la web trabajando desde la incubadora de empresas de Andalucía Emprende. En aquel momento, tanto Rodríguez como un tercer socio, Andoni Recabarren, que lleva la vertiente comercial, se incorporaron al proyecto.

Gregorio_Magno

Gregorio Magno durante su intervención en Ebemprende 2016.

“Estando ya los tres cambiamos la idea de negocio. En origen habíamos pensado cobrar a la pequeña empresa por anunciarse y pasamos a crear una plataforma privada corporativa para empresas, universidades y ayuntamientos. Nos dimos cuenta de que las empresas estaban implementando planes de movilidad sostenible pero que les costaba motivar a sus empleados. También les resultaba dificultoso medir los kilómetros para incorporarlos a sus estudios y demostrar que cumplían objetivos de sostenibilidad. Nosotros les aportaríamos aplicaciones que midiesen los desplazamientos y, además, ofreceríamos regalos a los trabajadores que caminaran o montaran en bici. De esta forma, los empresarios podrían ir viendo cómo aumentaba la participación, con las ventajas que ello conlleva”.

Gregorio Magno con su premio en la Cumbre del Cambio Climático en París.

Gregorio Magno con su premio en la Cumbre del Cambio Climático en París.

Cartera de clientes en aumento

Pionera en España, Ciclogreen ya cuenta con una facturación suficiente para que puedan vivir de ello sus tres socios, que el pasado mes de agosto la convirtieron en una S.L. “Ahora ya son los clientes quienes se ponen en contacto con nosotros”, celebra el fundador. Entre ellos, tienen a la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía; al Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, con el que están desarrollando un piloto; el Ayuntamiento de Valencia; el de Córdoba; la Universidad de Cantabria… “Hemos sido elegidos caso de éxito de la promoción de la bicicleta como transporte para ir al trabajo en Conama 2016, un reconocimiento nos ha dado mucha credibilidad a nivel internacional”.

ciclogreen_autor_gregorio_m_toral

Actualmente, su cobertura ya es internacional, pues están trabajando con la Federación Europea de Ciclistas. “Acabamos de recibir un premio de Climate-KIC, la mayor aceleradora europea, dotado con 15.000 euros. Ha habido seis ganadores y nos está dando mucha visibilidad en el extranjero. Además, hemos estado en la Cumbre del Clima en París gracias al Planet Champion Awards”, enumera.

Su evolución se encamina a ofrecer servicios para la smart city. Y destaca la incorporación como cuarto socio de Francisco José Melgar, responsable de su desarrollo informático. “En marzo de 2017 lanzamos nuestra propia app con la que analizar los patrones de movilidad en una ciudad y ofrecer información útil a los gestores para ver dónde falta carril bici, qué tráfico tiene… Los ayuntamientos empiezan a tener interés en conocer esta información, y a nivel europeo también se le quiere dar valor a la bicicleta conectada, como contenedor de información de datos útiles de movilidad. Es algo que ya se puede hacer con Ciclogreen. A corto plazo, ya se podrá tener la bicicleta con sensores. Pero nuestra base es el servicio a las empresas y potenciar que los trabajadores sean más productivos, que tengan menos absentismo“.

Con todo, la iniciativa de estos sevillanos repercutirá en uno de los males más preocupantes de nuestro tiempo, el sedentarismo, que sólo en España provoca pérdidas de dos billones y medio de euros al año según un estudio reciente de la Universidad de Navarra. “No sólo es un problema de salud sino de las empresas, que hoy tratan de evitar que sus trabajadores sigan yendo en coche a trabajar y que estén más felices en sus puestos, motivarlos y retenerlos”.