El futuro de las pistas de hielo ecológico nace en Sevilla La empresa Xtraice comercializa sus pistas en más de 80 países y cuenta con clientes como Disney, los hoteles Hilton o el equipo de hockey sobre hielo Detroit Red Wings
Andrea Benítez

Xtraice es una empresa sevillana fundada en 2003 dedicada a la comercialización, venta, alquiler y supervisión del montaje de pistas de hielo sintético. A diferencia del resto de competidores, Xtraice es el único fabricante del mundo de ‘hielo ecológico’, factor que les ha permitido deslizarse hasta el liderazgo entre los fabricantes y distribuidores a nivel internacional. Las pistas de hielo Xtraice proporcionan una sensación de deslizamiento similar al del hielo convencional, con el añadido de que contribuyen a preservar el medio ambiente, pues no necesitan electricidad para su montaje y funcionamiento. En 2015 logró  facturar más de 4 millones de euros, con un ‘ebitda’ superior al medio millón de euros, récord en su trayectoria. Su página web está en 12 idiomas (incluyendo lenguas como el danés, el polaco y el holandés).

El hielo sintético de Xtraice (un plástico lubrificado interiormente, merced a la investigación e innovación desarrollada por esta empresa con un equipo de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de Sevilla) se puede encontrar en más de un millar de pistas en 80 países de los 5 continentes. De Dubai o Rusia hasta Estados Unidos, Israel o Japón. Entre sus clientes destacan Disney o el equipo de la National Hockey League con más Stanley Cup de la historia, el Detroit Red Wings. Una empresa cuyas pistas cuentan con la aprobación de importantes deportistas como Surya Bonaly, patinadora artística sobre hielo, campeona mundial y olímpica; o la admiración de personalidades de la política como John Kerry, Secretario de Estado de EEUU, quien, en su visita a España en 2015, quiso conocer al consejero delegado de Xtraice, Adrián Ortiz, elegido por la Embajada norteamericana como uno de los emprendedores españoles más destacados.

 

Además, Xtraice tiene una amplia lista de galardones. El Primer Premio concedido por la International Association of Amusement and Attractions (IAAPA) en la feria del ocio más importante del mundo; el GAIA Awards, premio que distingue a nivel internacional a empresas del sector de la construcción cuyos productos y servicios demuestran una notable reducción de la contaminación; o el Miami Dade Country Keys.

En cinco pasos te contamos el nacimiento y éxito de Xtraice.

1. De los errores se aprende

La empresa Xtraice comenzó como distribuidora de pistas de hielo sintético de una empresa canadiense. Una experiencia que “fue muy mala”, como explica Adrián Ortiz, CEO de la compañía. Las pistas eran de plástico y madera, lo que suponía que no estuvieran preparadas para el salto térmico que hay en Sevilla, lugar en el que pueden alcanzarse los 40ºC durante el día y los 10ºC por la noche. Ante la reticencia de la empresa canadiense a modificar la composición de las pistas, Francisco Ortiz, fundador y presidente de Xtraice, decidió emprender y convertir el problema en una oportunidad de negocio, invirtiendo para mejorar el material. De esta forma han pasado de ser una pequeña distribuidora a la empresa líder del sector, con clientes en países tan distintos como Emiratos Árabes Unidos, EEUU o Rusia.

2. La solución está en el hielo ecológico

Muchas son las ventajas de las pistas de hielo sintético Xtraice. A diferencia de las pistas de agua congelada tradicionales, Xtraice contribuye con el medio ambiente, ya que reduce la emisión de CO2 al no necesitar electricidad para su funcionamiento, además de abaratar costes, pues no necesita mantenimiento. Xtraice proporciona a los usuarios una experiencia similar a la de una pista convencional (algo fundamental ante cualquier parada de hockey o cualquier pirueta patinando), y asegura el mínimo desgaste de las cuchillas, no siendo necesario afilarlas hasta pasadas unas 14 horas horas de uso, como promedio. Además, pueden utilizarse las pistas los 365 días del año, tanto bajo cubierta como al aire libre, sin sufrir deformaciones, ya que sus componentes soportan cualquiera temperatura que oscile entre los -80 ºC a los 100 ºC.

3. Alta inversión en I+D

Con el objetivo de que el hielo ecológico se parezca cada vez más al tradicional, Xtraice dedica gran parte de sus ingresos a investigación. Aunque las pistas de hielo sintético ya existían desde mucho antes que la compañía surgiera, Xtraice ha reinventado el concepto. “Las pistas están hechas con líquido deslizante, polvo de plástico y diferentes aditivos. El secreto está en las cantidades, de ahí que sigamos investigando” explica Adrián Ortiz. Antes de salir al mercado, los productos son testados por profesionales que certifiquen su calidad. El deseo de estar siempre a la vanguardia ha supuesto que creen la primera pista de hielo interactiva, útil para practicar deportes como el curling.

4. Clientes en los cinco continentes

Francisco Ortiz tenía claro que para triunfar en el sector debían conseguir que una gran empresa con enorme prestigio se fijara en ellos. Con esta premisa, en 2009 logró firmar un acuerdo con la multinacional del ocio Walt Disney para instalar una pista de 800 metros cuadrados en el Hotel Nueva York del Parque de Atracciones Disneyland París. Una oportunidad que les permitió abrirse camino en EEUU y Canadá, los países en los que más ciudadanos practican patinaje. A este acuerdo le siguieron otros muchos. De esta forma producen y distribuyen pistas de hielo para ferias, hoteles, parques de atracciones… El espectáculo Circo Alegría On Ice; la feria EAS Show de la IAAPA en Amsterdam; la DEAL de Dubai, la feria anual más importante para el sector del ocio en Oriente Medio; o la Convención Anual de la cadena de Hoteles Hilton en Italia, son solo algunos de los eventos y establecimientos en los que es posible disfrutar de una pista de hielo Xtraice.  Además, cuentan con la pista de hielo más alta del mundo, ubicada en la planta 94 del rascacielos John Hancock Observatory de Chicago; o la pista de hielo más grande del mundo, que está en Tokinosumika (Japón).

5. Venta de productos vinculados al patinaje

Una de las barreras que ha de superar continuamente esta empresa es la falta de tradición en patinar sobre hielo que hay en muchos países. Eso conlleva a que sus habitantes no tengan fácilmente a su alcance la equipación mínima imprescindible (patines para hielo, protectores…).  Por ello, Xtraice también ha impulsado comercializar ese tipo de accesorios. Y, además, ha diversificado su negocio, para no ofrecer sólo la venta de pistas, sino también el alquiler. Así, están logrando clientes en países tan diversos como Laos, Paraguay, Jordania o Costa de Marfil, entre otros muchos.