‘Kneaned Memory’, la cerámica de Dalila Gonçalves La artista portuguesa expone hasta el 13 de noviembre en el Centro Cerámica Triana, museo que combina la historia de la industria alfarera del barrio con una intervención arquitectónica de vanguardia
Rumbo Cultura Permanente Centro Cerámica Triana

Warning: Use of undefined constant user_firstname - assumed 'user_firstname' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/users7/y/ygl0324/www/sevillaworld.com/wp-content/themes/sworld_20/single.php on line 357

Warning: Use of undefined constant user_lastname - assumed 'user_lastname' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/users7/y/ygl0324/www/sevillaworld.com/wp-content/themes/sworld_20/single.php on line 357
María Ángeles Guzmán

El uso de la cerámica con fines domésticos, decorativos o rituales va unido a la historia de todas las civilizaciones. En Sevilla, la milenaria tradición alfarera tiene especial relieve cuando Triana se convierte en el principal centro de producción cerámica de la ciudad, una actividad que ha sobrevivido hasta prácticamente nuestros días, pues aún hay producción artesanal. La antigua fábrica de Santa Ana, ubicada junto al Castillo de San Jorge, fue la última en cerrar sus puertas debido a la decadencia del sector a partir de la década de los setenta. Es en este espacio donde ahora se sitúa el Centro Cerámica Triana, un auténtico museo que recupera la memoria cultural e industrial de uno de los barrios más emblemáticos de Sevilla.

Tradición y modernidad se unen en la magnífica intervención realizada por AF6 Arquitectos en la emblemática fábrica alfarera que, tras el proceso de rehabilitación sufrido entre los años 2010 y 2013, se ha convertido en centro de exposiciones de la cerámica, en espacio de interpretación sobre el barrio de Triana y en lugar para el desarrollo de actividades culturales.

Dalila Gonçalves expone Kneaded Memory

La primera muestra de la nueva temporada en el Centro Cerámica Triana está protagonizada por la joven portuguesa Dalila Gonçalves y se puede visitar hasta el 13 de noviembre. Kneaned Memory reflexiona sobre la convivencia entre la artesanía tradicional y el arte contemporáneo mediante una serie de piedras de cemento a las que la artista ajusta piezas de cerámica pintadas al modo tradicional portugués. La exposición fue presentada como instalación en la Plaza de Blackenberge (Bélgica) durante la Trienal de Beaufort de 2012

Formada en la Universidad de Oporto, ciudad en la que vive y trabaja, Gonçalves cuenta con una importante proyección internacional y es reconocida por su trabajo escultórico e intervenciones en espacios públicos. Su obra se caracteriza por el uso de materiales muchas veces encontrados y por la reinterpretación de modelos y usos de la cerámica tradicional portuguesa. Trabaja con galerías como Rafael Ortiz (Sevilla) y ha mostrado su obra en el Subte de Montevideo y la Masc Foundation/39 Dada de Viena.

De forma paralela a la exposición, se organizan diferentes actividades dinamizadoras para todos los públicos. El jueves 10 de noviembre, a las 17:00, la artista imparte un taller de dos horas de duración, abierto a cualquier persona, y destinado especialmente a jóvenes creadores y comunicólogos. La exposición susurrada es el título que recibe la visita guiada a la muestra, dirigida por el comisario de la misma, que se realiza los días 1 y 15 de octubre y 5 noviembre en dos turnos, a las 12:00 y las 13:00. Coincidiendo con este recorrido, se celebran talleres infantiles de tres horas de duración. El encuentro con la artista y las actividades para niños requieren inscripción previa que se puede realizar directamente en el museo o a través del teléfono 954 342 737.

La exposición de Dalila Gonçalves forma parte del proyecto Contemporánica, el título que recibe la programación cultural del Centro Cerámica Triana y que se compone de cuatro exposiciones temporales vinculadas a lo contemporáneo con el objetivo de convertir al edificio en un referente en esta corriente artística. Como no podría ser de otra manera, el ‘leitmotive’ son obras de arte realizadas mediante o a partir de procesos cerámicos. Las muestras incluyen las propuestas de artistas de prestigio nacional e internacional buscando explicar las relaciones entre la cerámica y las prácticas artísticas contemporáneas, incitando al público a ver en estas técnicas unos procesos vivos y en uso más allá de su comprensión como meros hechos históricos o volcados hacia la mercantilización turística.

Piezas tridimensionales en formas de globos de gas, y figuras humanas de cuerpo entero realizados en cerámica vidriada y coloreada, obra de los hermanos Mp & Mp Rosado Garcés, conformaron la primera exposición del proyecto Contemporánica que permaneció abierta hasta el 29 de mayo de 2016. Hasta el 31 de julio permaneció abierta la muestra Roca, sílice y Pauline del artista sevillano Pedro Mora. Tras Kneaded Memory de Dalila Gonçalves, llega la última del ciclo, que comienza el 10 de noviembre y rinde homenaje a los veinte años del Proyecto Delft, la exposición colectiva que 19 artistas sevillanos realizaron en 1996 por invitación del Taller de Artes Plásticas y Cerámica de la Casa de Cultura de Utrera y la Diputación de Sevilla.

Diez siglos de creación cerámica

Triana acumula diez siglos como foco cultural e industrial de creación alfarera, convirtiéndose en un factor de identidad totalmente vinculado al barrio. La primera etapa de auge fue durante los siglos XVI y XVI gracias al comercio entre la capital y América cuando se demanda la exportación de productos cerámicos por su valor funcional o decorativo. Tras un período de decadencia, la cerámica resurge a mediados del siglo XIX gracias a la instalación del industrial Charles Pickman en el Monasterio de la Cartuja para la producción de loza, y por su uso como material decorativo asociado al estilo regionalismo en la arquitectura.

En este contexto nacen fábricas como las de Montalván, Ramos Rejano, Mensaque, Viuda de Gómez (actual Santa Ana), Santa Isabel o Lafitte y cuando la cerámica hecha en Triana vive su período de máximo esplendor industrial. La decadencia llega en los años 70 debido a la obligatoriedad de sustituir los antiguos hornos de leña por otros eléctricos, provocando el cierre y abandono de los conjuntos alfareros que aún hoy continúan integrados en el tejido urbano del barrio.

Tradición y vanguardia arquitectónica

Fachada de la antigua Fábrica Santa Ana

Fachada de la antigua Fábrica Santa Ana

La última fábrica trianera en echar el cierre fue Cerámicas Santa Ana que consiguió mantener una mínima producción hasta el año 2005. El cese de la actividad conllevó la clausura de sus hornos y el progresivo deterioro de sus bienes, lo que originó la necesidad de rehabilitar el antiguo alfar para su uso cultural y turístico: el Centro Cerámica Triana. La propuesta ganadora de concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía fue «Paisaje Alfar», de AF6 Arquitectos, que combina la recuperación histórica del lugar con una moderna intervención arquitectónica.

La selección museográfica de las piezas que se exponen en el Centro Cerámica Triana, desde la Edad Media hasta nuestros días, fue dirigida por Alfonso Pleguezuelo, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, gran especialista en cerámica artística. Incluye, por citar dos ejemplos relevantes, desde piezas de cerámica de época islámica, a otras ideadas por Aníbal González para decorar la Plaza de España con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929. Los fondos proceden del patrimonio artístico e histórico del Ayuntamiento de Sevilla; de fondos procedentes de museos cuya titularidad es de la Junta de Andalucía o del Gobierno español, y también hay que destacar las valiosas piezas cedidas por Vicente Carranza, coleccionista apasionado por la cerámica histórica trianera.

El proceso de rehabilitación de la fábrica ha conservado numerosos elementos tradicionales y ha dado forma a nuevos espacios donde se desarrollan diferentes actividades como visitas, talleres y una programación cultural. El edificio se divide en dos plantas. En la baja se encuentran varios hornos históricos (algunos del siglo XVI), el pozo de agua, los depósitos de arcilla, las molinas de minerales, el torno de alfarero, las tablas de oreo de piezas y secado de moldes o el tablero donde los pintores decoraban los grandes paneles de azulejos. En la planta alta se combinan varios espacios con diferentes funciones: atención turística, salón de actos, centros de información sobre el barrio de Triana, sala de exposiciones temporales y exposición permanente.

01

Datos útiles

Centro Cerámica Triana

Dirección: calle Antillano Campos, 14.

Horario: abierto de martes a sábado, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:30. Los domingos y festivos abre en horario reducido de 10:00 a 15:30.

Precio: entrada general, 2,10 €; es gratuito para nacidos o residentes en Sevilla capital. Entrada reducida, 1.60€ para estudiantes menores de 25 años, portadores del carnet joven, docentes y pensionistas.

Cómo llegar: líneas de autobús C3 y 43.

Parking: aparcamientos subterráneos de Plaza del Altozano, Plaza de Cuba y Paseo Colón.

Teléfonos de contacto: 954342737 / 955010010

Si te ha resultado interesante, ¡comparte!