La empresa sevillana Bitnami gracias a su liderazgo en ‘cloud’ es adquirida por la multinacional norteamericana VMware La calidad de las aplicaciones 'cloud' desarrolladas por el equipo de Bitnami, con sede en Sevilla y San Francisco, ha sido determinante para su adquisición por parte de VMware
Juan Luis Pavón / María Ángeles Guzmán

La empresa sevillana Bitnami, creadora de tecnología software, y de referencia mundial por su calidad en ‘cloud computing’, ha anunciado hoy, miércoles 15 de mayo, que ha sido adquirida por la multinacional norteamericana VMware. Esta noticia supone un espaldarazo a la expansión internacional de la empresa que cuenta con oficinas en Sevilla y San Francisco, y presta soporte en la «nube» a usuarios de Microsoft, Oracle, Google o Amazon. Desde Bitnami aseguran que la empresa continuará desarrollando su propio catálogo de aplicaciones, si bien el unir fuerzas con VMware supone multiplicar el alcance y la profundidad de su oferta actual.

Las aplicaciones son los pilares fundamentales de las empresas modernas. Desarrollar aplicaciones rápidamente, de manera eficiente y centradas en el cliente, ayuda a las organizaciones a diferenciarse en sus mercados y ganar ventaja competitiva. Bitnami permite esto al ofrecer las últimas versiones validadas y seguras de paquetes de aplicaciones, muchas de ellas de ISVs de código abierto, que permiten a los desarrolladores acelerar los procesos a la hora de crear nuevas aplicaciones y servicios en cualquier nube. La fuerte comunidad de desarrolladores de Bitnami ha aprovechado su robusto catálogo para crear millones de aplicaciones empresariales. «Además, continuaremos invirtiendo en el conjunto de productos y proyectos de Bitnami, así como también ayudaremos a nuestros clientes a crear y desplegar aplicaciones de manera más rápida y sencilla», aseguran desde la multinacional norteamericana VMware.

Daniel López, CEO de Bitnami

En relación a la adquisición, Daniel López, CEO de Bitnami, ha declarado a Sevilla World que “durante los últimos años, varias empresas tecnológicas norteamericanas muy importantes en el desarrollo de negocio a través de ‘cloud’ han estado en conversaciones con nosotros para tantear la adquisición de Bitnami, pero no se llegó a un acuerdo”. Sin embargo, asegura, la decisión para pasar a formar parte del gigante VMware es muy satisfactoria: “La integración en VMware es muy complementaria para ambas partes. Porque todas las empresas, en su operativa, necesitan trabajar en ‘cloud’ (‘nube’). Y para implementar cualquiera de los sistemas o herramientas en ese campo tecnológico necesitan la ayuda de una compañía que les garantiza neutralidad como VMware. Ésta busca disponer de la mejor tecnología, y por eso se han fijado en Bitnami. Eran clientes nuestros, ven que son clientes nuestros empresas de liderazgo tecnológico como Amazon, Google, Oracle, etc., y han comprobado que en una faceta muy específica del ‘cloud’ somos los mejores del mundo como creadores de tecnología. Por otro lado, al desarrollo de negocio de Bitnami le va a beneficiar muchísimo que, a partir de ahora, vamos a tener acceso directo a multitud de grandes empresas de sectores comerciales e industriales como la banca, los seguros, la aeronáutica, la energía, etc., que ya son clientes de otros servicios de VMware, una multinacional con 23.000 trabajadores”.

Por parte de VMware, afirman que la unión con Bitnami les permitirá acelerar el desarrollo de las aplicaciones al ofrecer maneras más sencillas de aprovechar las aplicaciones de software de código abierto, y liberar así a los desarrolladores para que puedan centrarse en crear capacidades diferenciales en lugar de tener que preocuparse por el despliegue y la infraestructura.

Las negociaciones han tenido lugar a lo largo de los últimos meses, tanto en San Francisco como en Sevilla. Desde VMware viajaron a Sevilla a comienzos de abril para conocer al equipo de desarrollo tecnológico, ver qué hacen y cómo trabajan. Para Daniel López «fue muy satisfactorio para avanzar y culminar el acuerdo. Para mí es una gran satisfacción que ellos invierten en Bitnami no porque seamos una empresa de servicios sino porque hemos creado un producto tecnológico que es líder mundial”.

Bitnami tiene en la actualidad 76 personas en plantilla, de las que el 50% trabajan en su sede de Sevilla. La sede de San Francisco es donde se concentra el equipo de dirección y finanzas, mientras que la de Sevilla es donde trabaja la mayor parte del equipo de desarrollo tecnológico. Además, hay profesionales de Bitnami que trabajan desde Polonia, India, Reino Unido, Canadá, Australia, Italia.

Daniel Lopez, CEO y fundador de Bitnami , durante una conferencia en EEUU

Todos los trabajadores se benefician económicamente

Asimismo, desde Bitnami afirman que «todas las personas que en la actualidad trabajan en la empresa se benefician de este acuerdo, y no solo quienes estamos en el comité de dirección. Porque desde que fundamos la empresa establecimos, además de pagar buenos sueldos, que todas las personas que se incorporaran como trabajadores fueran también accionistas, a través de ‘stock options’, y, si la empresa era comprada, como ha sucedido, todos perciben unos ingresos extra. Porque si la empresa crece es por la labor de todo su equipo”.

Para Daniel López «esta consolidación de Bitnami me refuerza sobre lo acertado de la decisión que tomé en Sevilla hace más de diez años, cuando decidí arriesgarme y concentrar mis esfuerzos en crear una tecnología que fuera lo mejor posible y la más avanzada posible a nivel mundial, pero siempre teniendo en cuenta el punto de vista de los clientes para resolver sus necesidades. Fueron años en los que tuve dudas, porque apenas teníamos clientes, lo pasábamos mal y en mi entorno siempre aparecía alguien que me tildaba de tonto por no dedicarme a pedir subvenciones, por no enfocarme a ser proveedor de software del sector público aunque fuera el único cliente, aunque no necesitara tal grado de innovación. Todas esas personas pensaban que era más cómodo y más rentable montar empresas alrededor de las Administraciones Públicas. Con el paso del tiempo, esas estrategias se han evidenciado totalmente erróneas”.

Sevilla World resalta la importancia de Bitnami

Desde el nacimiento de Sevilla World en 2016, Bitnami ha sido una de las empresas sevillanas cuya importancia en el sector de la innovación informática hemos resaltado como ejemplo a seguir.

Sin ir más lejos, la presentación pública del proyecto Sevilla World, dirigido por Juan Luis Pavón, tuvo lugar en la sede sevillana de Bitnami, que cedió sus oficinas para el acto, y cuyo director de Operaciones, Iñaki Izaola, acompañó al director de Sevilla World en el estrado para hablar de esta compañía de software libre que su fundador, Daniel López Ridruejo, nacido y criado en el barrio sevillano de Bami, decidió crear, cuando estaba en la recta final de sus estudios universitarios, tras descubrir el dinamismo de los jóvenes en Silicon Valley. Durante el evento, que congregó a representantes de la Sevilla internacionalizada (científicos, empresarios, profesionales, artistas, creadores de ONG’s,…), Izaola también mencionó la importancia de un proyecto como Sevilla World para dar visibilidad a empresas que representan la nueva era de la economía sevillana. Coparticipando en tiempo real en los retos y oportunidades del mundo de hoy.

El acuerdo firmado con Satya Nadella, ahora CEO de Microsoft

En esta interesante entrevista realizada por Juan Jesús Velasco para ‘Xataka’, Daniel López describe con detalle cómo comenzó su andadura profesional. Tras finalizar la carrera de Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad de Sevilla, comenzó a trabajar en el sector de la consultoría tecnológica, pero llegó a la conclusión de que no era lo suyo. Se marchó a trabajar a Estados Unidos, donde estuvo cuatro años. En 2003 volvió a Sevilla para arrancar su proyecto, un instalador de aplicaciones al que bautizaría como Bitrock y cuyo desarrollo realizaría en el salón de su casa entre 2003 y 2005.

El producto tenía una diferencia con respecto a lo que había en el mercado: soportaba Linux y Mac. «Todo empezó de manera discreta pero, a fuerza de iterar, empezamos a despegar y a crecer en torno a un 20%-25% todos los años y, de hecho, sigue creciendo en ‘piloto automático’ aunque entendemos declinará porque cada vez se usa menos software de escritorio», asegura Daniel López en la entrevista.

En 2005 creó la empresa en Estados Unidos, pero sin sede física. Su socia, Erica Brescia, se trasladó a Sevilla para trabajar desde aquí. En 2007, el instalador ya se vendía a compañías como Intel y Motorola, y a otras que trabajaban en el desarrollo de aplicaciones de código abierto. El nombre de Bitnami llegó cuando decidieron llevar al instalador a proyectos de software libre que no tenían una compañía por detrás. Asimismo, fueron uno de los primeros en crear máquinas virtuales para Amazon.

Sin embargo, lo que comenzó como un hobby, empezó a crecer de manera exponencial, pero no generaba ingresos. El servicio debían pagarlo los proveedores de cloud. Uno de los grandes saltos lo lograron en 2012 cuando le presentaron su producto a Satya Nadella, entonces responsable de los servicios en la nube de Microsoft. Al actual CEO del gigante informático le gustó la propuesta y firmaron el acuerdo que les convertiría en partners.