Sevilla World colabora con Factory Matters en el lanzamiento de su método educativo de Aprendizaje Basado en Factorías Más de 150 personas de toda España han participado en el primer evento en directo de Factory Matters y en la puesta en marcha de su comunidad educativa, en cuya difusión ha colaborado Sevilla World
Rumbo Educación

‘Los educadores del presente que el futuro necesita’. Bajo este lema, la startup de innovación educativa Factory Matters ha inaugurado sus eventos en directo y la puesta en marcha de la Comunidad de Educadores Educa ABF (Aprendizaje Basado en Factorías). Mediante esta metodología educativa, el alumnado simula la creación de una Factoría Digital en el aula para generar productos tecnológicos con los que mejorar cualquier necesidad en el mundo. Una práctica educativa que potencia el talento de todas las personas que aprenden juntas en los centros educativos.

Más de 150 personas de toda España participaron el pasado 21 de agosto en el primer evento Factory Matters Live, convocado para seguirlo en directo por ‘streaming’ en Youtube, y por otras redes sociales como Twitter y Facebook. Además, otros 15 profesionales de la educación y la formación estuvieron presentes en el auditorio de El Cubo, la aceleradora de Andalucía Open Future, que está en el Parque Científico Tecnológico Cartuja, de Sevilla. Lo que resalta el espíritu proactivo de muchos educadores en favor de la innovación educativa, y el creciente interés que depara utilizar con docentes, alumnado y familias todo el potencial del Aprendizaje Basado en Factorías (ABF).

Sevilla World ha colaborado con Factory Matters en la difusión de este evento en medios de comunicación y redes sociales. Se trata del primero de los que serán convocados de modo periódico, y dirigidos a la comunidad educativa de habla hispana de cualquier país, para estimular la creación de una comunidad de personas que aprenden juntas, con y de la metodología de Aprendizaje Basado en Factorías.

La implementación del ABF transforma el aula en factorías de creación digital

La sesión fue moderada por María Jesús García San Martín, profesora y gran experta en competencia digital educativa. Los responsables de Factory Matters, José Miguel Carmona (CEO), Lucas Carmona (CTO), Lorena Caballero (Tecnología), y Nerea Tejada (Pedagogía), respondieron a sus preguntas y a los de los asistentes tanto en la sala como a través de Youtube. No solo hubo consultas sobre cómo implementar el ABF en el periodo de la enseñanza reglada, desde Primaria y Secundaria hasta Bachillerato y Formación Profesional, sino que, además, las expectativas que depara el uso de esta metodología también motivó que se explore su utilización fuera de la educación reglada: en empresas para mejorar el nivel de competencia digital de sus trabajadores, y también para segmentos de edad como el de jubilados mayores de 65 años.

De izquierda a derecha, María Jesús García San Martín, José Miguel Carmona, Lorena Caballero, Lucas Carmona y Nerea Tejada

Estas son las cuatro claves principales de lo expuesto en el primer Factory Matters Live, cuyo contenido íntegro puede consultarse en el vídeo de la sesión:

Facilita la labor de docentes y alumnado para alcanzar mejor los objetivos curriculares en el aula durante el curso: conocimientos, competencias,… Está perfectamente estudiado cómo adaptarse a los objetivos marcados para cada edad. No sobrecarga de tarea ni a profesores ni a escolares; al contrario, para implementarlo se hace previamente una evaluación de las capacidades digitales del centro, de los profesores, de los alumnos y de las familias, con el fin de adecuar de modo gradual su puesta en marcha.

-El Aprendizaje Basado en Factorías es también un programa que mejora la capacitación del docente, que es quien lleva la batuta para utilizarlo con los alumnos. Los expertos de Factory Matters juegan un papel de acompañamiento. Y el ABF está demostrando, según corroboran los centros educativos donde ya se utiliza, que potencia la autonomía del aprendizaje por parte de los niños y niñas. Da mucho margen para desarrollar su creatividad. Y no solo materializan la realización en equipo de un producto, sino que lo presentan a las familias en un evento que también son capaces de organizar.

-Existen multitud de opciones sobre qué factoría crear. Puede ser de software, de hardware, de impresión 3D,… Dar soluciones a cuestiones tan diversas como las casas-nido en los árboles, o el interior de un coche autónomo para que acoja mejor como ocupante del vehículo a quien padece daño cerebral. Siempre, sea cual sea el tema, insuflando un valor educativo esencial: favorecer que todos los alumnos puedan ser personas que contribuyan a mejorar el mundo.

-La puesta en marcha de la Comunidad #EducaABF arranca con la apertura de su campus digital y con el ofrecimiento a quienes deseen ser ‘early adopters’ para obtener la certificación en tres niveles, denominados: Educadores, Expertos, Embajadores. Quienes se están inscribiendo en esta primera convocatoria reciben un código promocional. Y Factory Matters va a ser también pionera en utilizar blockchain para el registro de esa certificación continuamente actualizada.

Importante participación de la Comunidad ABF en Youtube y en el auditorio

La convocatoria del primer Factory Matters Live para comenzar a vertebrar la Comunidad #EducaABF tuvo una gran respaldo tanto en términos cuantitativos como cualitativos. Más de 150 personas, de toda España, se inscribieron en las 48 horas previas al evento para seguirlo, y también se han registrado para participar en el curso sobre la metodología del Aprendizaje Basado en Factorías.

Entre los educadores que siguieron la sesión en línea y con presencia activa en el chat de Youtube, cabe citar, a modo de ejemplo, a Carmen Iglesias, dinamizadora de la comunidad educativa IneveryCrea; a Manuel Sánchez Fernández, coordinador TIC para toda España en los Colegios de las Irlandesas; a Rebeca Ribera, maestra y asesora de formación en el ámbito TIC del Centro de Formación, Innovación y Recursos Educativos de la Comunidad Valenciana; a David Carabantes Alarcón, profesor de la Universidad Complutense (Madrid) y Microsoft Innovative Educator Expert; a Oriol Borrás Gené, profesor de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid), que además participa en iniciativas de Telefónica Educación Digital como MiriadaX o ScolarTIC; a Elena González de la Cámara, pedagoga, formadora y codirectora del CEL Learning, con sede en Barcelona; a Francisco Javier Masero, profesor del IES Bembézar, de Azuaga (Badajoz), y asesor de tecnología educativa en el Centro de Profesores de Zafra (Badajoz); a Juan Alberto Roca, director del IES Martínez Montañés, de Sevilla, el único público de Andalucía que imparte el Bachillerato Internacional.

En el auditorio de El Cubo, la aceleradora de startups de Andalucía Open Future, participaron, entre otros, Margherita Bacigalupo, investigadora del Joint Research Centre de la Comisión Europea, muy implicada en la configuración de EntreComp, el Marco de Referencia Europeo para el Emprendimiento; José Luis Núñez Montes, mentor del MIT en Europa con la herramienta educativa App Inventor, y coordinador TIC del IES Isbilya, de Sevilla; José Manuel Debén, creador de la startup de innovación social Impact3D, recientemente galardonado en España con el Premio Imparables; María Teresa Alonso Pérez-Tinao, fundadora del Spanish Institute for Global Education; y Chema Moreno, profesor de Iniciativa Emprendedora en el Salesianos Trinidad, de Sevilla.

El segundo evento Factory Matters Live está previsto para comienzos de octubre. De su fecha y horario se informará con la debida antelación a través de los diversos canales de comunicación de Factory Matters.

Una startup multidisciplinar de contrastada experiencia en tecnologías educativas

Factory Matters surge en 2019 tras 4 años de experiencias educativas en diferentes centros escolares de Madrid y Sevilla. Su objetivo: ofrecer una propuesta innovadora con la que dar solución a muchos de los retos que tiene la comunidad docente en la era digital. Factory Matters recupera la ilusión del profesorado a través de su capacitación, impulsa a las organizaciones de cualquier nivel educativo hacia la vanguardia de la transformación digital, aporta al alumnado competencias y habilidades clave para formar parte de una ciudadanía responsable y potencia su futura empleabilidad.

Desde el año 2015, más de 1.600 alumnos (de Primaria y de ESO), de un total de 10 centros de Madrid y Sevilla, en 4 cursos escolares han participado en las 62 factorías desarrolladas. Entre estas factorías destaca la Factoría Videojuegos para la Diversidad, en la que han intervenido más de 200 niños de diferentes centros educativos de Sevilla, convirtiéndose en los desarrolladores de videojuegos destinados a usuarios con parálisis cerebral de las asociaciones ASPACE y DACE.

La startup quiere convertir el ABF en una metodología de referencia para la comunidad educativa. Para ello han firmado un convenio de colaboración con la Universidad Loyola Andalucía, la primera universidad privada de iniciativa social de la comunidad autónoma. El objetivo es desarrollar un modelo de transferencia del conocimiento generado en estos años de experiencia del ABF y contrastar las mejoras en la calidad de la educación que implica la adopción de esta metodología.